Menu

Historia

HISTORIA 

INFORMACIÓN GENERAL

villar-19-t300villar-18
 
 
El documento que les presentamos es una introducción a la historia de Villar del Olmo, la cual está basada en el libro de L. A. ALEJO MORATILLA, "Villar del Olmo, un desconocido de la historia". Ayuntamiento de Villar del Olmo. Villar del Olmo, 1.994.

En  dicho libro se detallan los legajos y documentación consultados para la investigación histórica en los archivos visitados, Archivo Histórico Municipal de Alcalá de Henares, Archivo Histórico Nacional, Archivo y Biblioteca del Ministerio de Asuntos Exteriores, Archivo Municipal y Parroquial de Villar del Olmo, principalmente, aunque  se consultaron otras fuentes y también hay partes inéditas.

El estudio arqueológico  nace de las consultas realizadas a D. Santiago Valiente Cánovas, quién confeccionó la Carta Arqueológica del Municipio y que se encuentra en los Archivos del Servicio del Patrimonio Arqueológico de la Consejería de Cultura y Educación de la Comunidad de Madrid.

Esta introducción es una pequeña parte de un trabajo mucho más amplio y detallado que por su extensión  sería demasiado denso para publicarlo en esta página municipal, no obstante si alguna persona está interesada en la historia de este nuestro pueblo estoy abierto a consultas en la dirección  luisantonioalejo@gmail.com.


ESCUDO

escudo

El Ayuntamiento de esta Villa ha decidido utilizar en su blasón una doble simbología geográfico-histórica. Hecho primordial para ellos es el olmo que forma parte del nombre de la población y que la identifica y diferencia de tantos cientos de Villares existentes en el solar ibérico. En estos días en que una letal enfermedad está dejando al país sin olmos autóctonos, ha lugar, más aún si cabe, para esta leal y verídica recordación. En segundo lugar, campea sobre el esmalte sinople de esta Villa campesina el símbolo de la Dignidad Arzobispal de Toledo, bajo cuyo Señorío estuvo (en tanto que perteneciente a la Tierra de Alcalá), desde 1214 hasta 1561, en que se eximió de dicha jurisdicción. Los sucesivos Señores que la Villa tuvo, hasta la desaparición del Antiguo Régimen, no han sido considerados dignos de mención a este respecto.